Saltar al contenido

¿Qué es la tasa de rebote?

¿Qué es la tasa de rebote?

Vamos a hablar de ¿qué es la tasa de rebote?, ideas para mejorarla y para mantenerla en un porcentaje normal.

Cuando se trata de utilizar la analítica web, la interpretación de cada dato es importante. Todos ofrecen mucha información útil, que nos ayuda a tomar decisiones sobre nuestro proyecto digital.

Definición de la tasa de rebote

La tasa de rebote es una métrica que nos dice cuantos de los usuarios que han llegado a nuestra página web la han abandonado sin llevar a cabo ninguna acción dentro de ella. Estos visitantes no navegan por la web, no dan “click” en ninguna parte de la misma, no escriben comentarios…en definitiva no interactúan con la web.

Este dato lo puedes consultar en Google Analitycs, que te lo ofrece en forma de porcentaje de rebote. La fórmula que utiliza para calcularlo es la siguiente:

PORCENTAJE DE REBOTE: VISITAS SIN INTERACIONES / NÚMERO TOTAL DE VISITAS X 100

Supongamos que mi página web ha tenido en el mes de marzo 1576 visitas, de las cuales 854 se han ido sin realizar ninguna acción, entonces mi porcentaje de rebote sería:

854 / 1576 x 100 = 54,19%

¿Cuando se considera la tasa de rebote normal y cuando alta?

Para analizar este dato y saber si nuestra tasa de rebote es normal o está demasiado alta es necesario saber que esto depende del tipo de web que sea.

Vamos a mencionar algunos tipos de páginas y ver a partir de que porcentaje se considera que la tasa de rebote es alta.

  • Para Blog y páginas con mucho contenido: a partir del 55%
  • En tiendas Online: 40%
  • Landing Page: 45%

¿Por qué es diferente? Porque son webs con distintos objetivos. Cuando tu página es de contenido te puedes permitir que la tasa sea más alta. El visitante puede haber encontrado lo que buscaba sin tener que seguir navegando. En el caso de una tienda Online no se puede dar un porcentaje mucho más allá del anterior, porque necesitan esa interacción del usuario para llegar a la venta.

¿Cómo disminuír la tasa de rebote?

Una vez que conocemos el dato y teniendo en cuanta la finalidad de la web, decidimos que debemos bajar el porcentaje de rebote, podemos seguir los siguientes consejos:

1. Mejorar el contenido.

Está claro que uno de los factores más importantes de una página web es su contenido. Si muchos visitantes nos abandonan antes de tiempo una de las posibilidades es que no hayan encontrado lo que estaban buscando.

Debemos poner todo nuestro empeño en crear contenido de calidad, que aporte valor e información útil, orientado a dar solución a los problemas de nuestro público objetivo.

2. Elegir bien las palabras clave.

Al hilo de lo anterior, debemos enfocarnos en dar soluciones eficaces a los problemas que puedan tener nuestros clientes potenciales. Para saber de antemano cuales son esos problemas debemos hacer una buena búsqueda de palabras clave, ellas nos dirán que es lo que buscan, lo que les interesa y que debemos escribir para ellos.

Aunque las estrategias de Seo tienen la finalidad de conseguir el posicionamiento en los buscadores no debemos olvidar que escribimos para nuestros usuarios. Ellos son los que tienen que estar en el centro de todos nuestros esfuerzos.

3. Corregir la legibilidad de tus textos.

Lo recomendable a la hora de escribir el contenido es hacerlo de la forma más natural posible. Usa frases cortas, párrafos de tres o cuatro líneas cada uno, negritas y cursivas para resaltar información…

Para este cometido es muy recomendable usar el plugin para WordPress Yoast Seo, en el además del semáforo que valora el Seo, tenemos un semáforo que valora si el texto es legible.

4. Hablar a tu publico objetivo

A la hora de crear contenido es importante que lo hagas dirigiéndote a tu público objetivo. Háblale a tu cliente ideal, es la forma más fácil de atraer al público correcto para tu negocio. Estos visitantes van a reaccionar a tu contenido.

Si escribes para todo el mundo tu tasa de rebote será más alta.

5. Cuidar la usabilidad de tu web

Debes ponerle a tus visitantes toda la información a mano, que todo el contenido tenga una estructura coherente y este bien enlazado, cuidando mucho el anchor text. Así cuando estén leyendo un artículo, llamarás su atención sobre otro contenido relacionado que le puede interesar. De esta forma ganas tiempo del usuario dentro de la página.

6. Utiliza la llamada a la acción

Centra tus esfuerzos en que los textos interactúen con el lector, haciendo preguntas, animándole a comentar el post, utilizando un botón a un formulario o landing page.

Genera una respuesta inmediata de tus visitantes con la llamada a la acción.

Es importante para tu negocio digital conocer el porcentaje de rebote y llevarlo a un nivel bueno o por lo menos aceptable. Para mí, como comentaba anteriormente, si pones al usuario en el centro de todas tus estrategias de marketing este no va a ser para ti un problema.

Si no, ahora que sabes qué es la tasa de rebote puedes ir mejorando poco a poco con estos consejos ¿te vas a poner a ello? Cuéntamelo en los comentarios.